Galletas de almendra y limón. Sin gluten y sin lactosa

Galletas de almendra y limón. Sin gluten y sin lactosa



lunes, 12 de febrero de 2024

Hoy os dejo unas galletitas de almendra y glasa de limón deliciosas. Fáciles de hacer, en poco tiempo las tienes hechas y de un sabor suave a limón. 

Las he hecho en forma de corazón por la cercanía del día de los enamorados, o para mí el día del amor en general, porque hay muchas clases de amor . 

Además son de almendra, y no llevan harina, ni leche,ni mantequilla, lo cuál, las hace aptas para los intolerantes a la lactosa y los celíacos.

Si soléis celebrar este día os recomiendo que os paséis por la categoría día de los enamorados de este blog y veréis muchas más recetas para celebrarlo.

Y también por la categoría celíacos donde podéis ver muchas más recetas sin gluten. También tengo algunas sin lactosa.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.


 

 Ingredientes:

Para las galletas:

     –   200g de almendra molida

     –   3 yemas de huevo

     –   120g de azúcar

     –   1 cucharada o 1 sobre de azúcar avainillado

     –   3 cucharadsa soperas de zumo de limón

Para la glasa:

     –   100g de azúcar glas

     –   unas gotas de zumo de limón

En un bol ponemos las yemas de huevo , el azúcar , el zumo de limón y el azúcar avainillado. Lo batimos todo bien con las varillas hasta que blanqueen y doblen su volumen.

Añadimos entonces la almendra molida y mezclamos bien. Debe de quedar una masa espesa. Si os queda un poco líquida poned un poco más de almendra molida.

Espolvoreamos la mesa con azúcar y estiramos la masa a un grosor de 6-7 milimetros. Cortamos las galletas con el cortador que más nos guste y las colocamos en la bandeja de horno cubierta con papel de horno.

Las horneamos, con el horno precalentado a 180ºC, calor arriba y abajo, sin aire, durante 10-12 minutos.

Las sacamos y dejamos enfriar.

Mientras enfrían hacemos la glasa mezclando el azúcar glas con unas gotas de limón, hasta formar una glasa espesa.

La ponemos en una manga pastelera y cubrimos las galletas con ella, sin llegar a los bordes.

Las dejamos 2-3 horas hasta que la glasa se haya secado.

¡Quedan buenísimas!

Lo mismo os apetece hacer
alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de 
YouTube