Truchas en escabeche

Truchas en escabeche



lunes, 28 de agosto de 2023

La trucha es un pescado azul, de agua dulce y un pescado muy saludable debido a su gran aporte de acido Omega 3, ideales para tener una dieta cardiosaludable.

La encontramos fácilmente en las pescaderias y podemos comerla en diferentes elavoraciones , a la plancha, al horno con jamón, marinada al eneldo o bien como os la dejo hoy, en escabeche o trucha escabechada, una de las formas más ricas de comerla.

El escabeche, es un método de conservación de alimentos mediante vinagre, aceite y especias, y renace de la cocina árabe y sefardí. Muy utilizado en España tanto para pescado como para carnes. 

Y no es solo un método de conservación, sino que se ha convertido en un plato delicioso para disfrutar de una excelente comida o cena.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.


 

 Ingredientes:

     –   2-3 truchas medianas

     –   1 cebolla mediana

     –    2-3 zanahorias

     –   2 hojas de laurel

     –   tomillo seco o fresco

     –   3 clavos de olor

     –   4 dientes de ajo

     –   una cucharada de pimienta en grano

     –   1/2 limón

     –   1 vaso de vinagre blanco (200ml)

     –   1 vaso de agua (200ml)

     –   100ml de aceite más o menos

     –   harina para rebozar

     –   sal al gusto

Limpiamos las truchas y les ponemos un poco de sal. Podemos dejarlas enteras si son de ración o partirlas en trozos si son más grades.

Las pasamos por harina y las freímos en una sartén con el aceite caliente. Las retiramos de la sartén y las reservamos.

En el mismo aceite freímos la cebolla cortada en trozos medianos y los ajos partidos por la mitad y con su piel.

Cuando empiecen a dorar añadimos las zanahorias peladas y cortadas en rodajas, dejamos rehogar un poquito y añadimos el laurel y las ramas de tomillo. Removemos un poco y ponemos la pimienta en grano y el limón cortado en rodajas.

Añadimos el vinagre, el agua y un poco de sal. Dejamos que hierva 1 minuto y añadimos las truchas. Dejamos que cuezan 10 minutos a fuego medio. 

Las retiramos del fuego y las dejamos reposar de un día para otro. Podemos comerlas a temperatura ambiente o guardarla en el frigorífico y comerlas fresquitas. De ambas maneras quedan deliciosas si las acompañamos con su propia salsa y una ensalada.

¡Buen provecho!

Lo mismo os apetece hacer
alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de 
YouTube