Buttercream con leche condensada

Buttercream con leche condensada



jueves, 25 de mayo de 2023

Hoy comenzamos con un básico en repostería. Una buttercream de leche condensada facilísima y con solo dos ingredientes.

Quizás podreis pensar que con la leche condensada quedará muy dulce y será menos consistente pero he de decir que queda estupenda y muy rica de sabor.

Con una textura suave y esponja, una vez terminado será ideal para rellenar tartas o para hacer cupcakes

o para lo que vosotros queráis.

Yo lo he usado para hacer una tarta en una mesa dulce que os enseñaré el próximo día y queda perfecta. Además si queréis ponerle color , lo admite perfectamente.

Otra casa buena que tiene es que si nos sobra, podemos congelarla y dejarla para otra ocasión. Simplemente tenéis que descongelarla y despues batirla un poco para que coja consistencia otra vez.

Os recomiendo también que veaís el buttercream de merengue suízo, queda muy rico también. Así teneis dos para elegir.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.


 

 Ingredientes para una tarta de 20-22 cm:

     –   400g de leche condensada (una lata pequeña)

     –   250g de mantequilla sin sal 

La mantequilla debe estar a temperatura ambiente, pero no excesivamente blanda.

Ponemos en el bol de la batidora, la mantequilla en trozos, colocamos la pala, no las varillas, queda mejor si usamos la pala, aunque se puede hacer tambien con las varillas.

Batimos la mantequilla a velocidad media durante 5 minutos, hasta que veamos que ha blanqueado y esté cremosa.

Sin dejar de batir vamos a ir añadiendo la leche condensada poco a poco hasta que la pongamos toda, sin dejar de batir. Parecerá que se ha cortado la crema, pero no pasa nada, rebañamos bien los laterales y seguimos batiendo a velocidad alta otros 5 minutos más, hasta que veamos que la crema toma una consistencia firme , veréis que ha blanquedo bastante y será firme pero esponjosa.

Si queréis colorearla, como he hecho yo, al final del proceso le añadimos el colorante en gel o crema y seguimos batiendo hasta que consigamos el color deseado.

Y así de fácil es conseguir esta buttercream. Así coloreada la usé para hacer esa tarta, de una mesa dulce. Tanto para el relleno de dentro como la decoración de fuera. Me gustó mucho la textura que toma y es muy manejable.

¡Queda muy bueno!

Lo mismo os apetece hacer
alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de 
YouTube