Tarta de natillas con bizcocho glaseado

Tarta de natillas con bizcocho glaseado



jueves, 9 de marzo de 2023

Hoy vengo con una tarta riquísima y muy fácil de hacer, tarta de natillas con bizcocho glaseado. Es muy suave de sabor y con ese bizcocho glaseado por encima que le da un toque muy especial.

Es una tarta perfecta para preparar cualquier fin de semana, o para celebraciones de cumpleaños o aniversarios.

Podéis usar natillas compradas como he hecho yo o hacer las natillas caseras, a vuestro gusto. Queda buenísma de cualquier manera.

Si haces esta receta y te gusta, te recomiendo que pruebes también la tarta mousse de natillas que está para relamerse de buena.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.


 

 Ingredientes para un molde cuadrado de 20x20cm: 

Para la base: 

     –   3 huevos M

     –   100g de harina

     –   100g de azúcar

     –   1 cucharita de levadura 

     –   una pizca de sal

Para el relleno:

     –   3 natillas compradas de 125g cada una

     –   6 hojas de gelatina neutra (9 g)

     –   60 ml de leche

     –   300ml de nata para montar

     –   50g de azúcar avainillado

Para la cobertura:

     –   200g de azúcar glas

     –   1 cucharadita de zumo de limón

Hacemos el bizcocho:

Separamos las claras de los huevos. Montamos las claras a punto de nieve fuerte. Las reservamos.

Batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen y doblen su volumen. Añadimos la harina tamizada junto con la levadura, mezclamos y añadimos las claras montadas poco a poco y con movimientos envolventes. 

La echamos en el molde que hemos cubierto con papel de hornear. Lo horneamos con el horno precalentado a 180ºC, calor arriba y abajo sin aire unos 25 minutos. Lo sacamos y dejamos enfriar.

 Lo partimos por la mitad y colocamos una rodaja en el fondo del molde.

Hacemos el relleno:

Ponemos la gelatina en remojo en agua fría durante 5 minutos. Calentamos la leche y añadimos la gelatina escurrida, mezclamos y dejamos enfriar un poco. La mezclamos con las natillas. 

Montamos la nata con el azúcar avainillado hasta que esté bien montada y la mezclamos con las natillas.

La echamos en el molde encima del bizcocho. Lo llevamos al figorífico un par de horas. Hasta que endurezca la crema. Lo sacamos y lo cubrimos con la otra rodaja de bizcocho.

Hacemos la cobertura:

Mezclamos el azúcar glas con el zumo de limón hasta que esté más bien espesita. 

Cubrimos con ese glaseado el bizcocho y dejamos que se seque un poco.

La servimos fresquita y está deliciosa.

¡Os la recomiendo!

Lo mismo os apetece hacer
alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de 
YouTube