Polvorones de coco caseros

Polvorones de coco caseros



martes, 6 de diciembre de 2022

Los polvorones de coco, son otra de las muchas delicias navideñas. En casa los que más nos gustan son los tradicionales de almendra y canela y éstos de coco. Aunque la verdad es que nos los comemos todos. Incluidos los de chocolate sin gluten que están riquísimos.

Pero eso si, siempre que sean caseros, los comprados, andan rodando luego durante meses y he de hacer otro tipo de dulce para terminarlos, como la mousse de polvorón que me quedó estupenda y triufó en la mesa.

Hoy os dejo mis preferidos, de coco, son muy fáciles de hacer y el resultado es espectacular, os los recomiendo, os van a encantar.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.


 

 Ingredientes para unos 20 polvorones:

     –   280g de harina todo uso

     –   75g de almendra molida

     –   100g de azúcar glas

     –   50g de coco rallado

     –   150g de manteca de cerdo a temperatura ambiente

     –   una cucharadita rasa de café de aroma de coco (opcional)

     –   una pizca de sal

     –   una cucharadita de manteca derretida para pintar

     –   coco rallado para espolvorear

Tostamos la harina en el horno precalentado a 180ºC, calor arriba y abajo, sin aire unos 10 minutos. La removemos un poquito durante el horneado. Tambien podemos hacerlos en una sartén al fuego hasta que tome un color dorado, unos 7-8 minutos, yo la he tostado en la sartén.  La sacamos y dejamos enfriar en un bol.

Una vez fría le añadimos, la almendra molida, el azúcar glas, el coco rallado, la pizca de sal, la manteca a temperatura ambiente y el aroma de coco. 

Mezclamos bien hasta que todo esté bien integrado y se forme una masa uniforme. Si está muy blanda la metemos en el frigorífico uno rato para que tome consistencia, pero la mía no ha necesitado frigorífico.

La estiramos con el rodillo a un groso de 1cm de grosor. Cortamos los polvorones con el cortador, el mío mide 5cm de diámetro , y los ponemos en la bandeja de horno cubierta con papel de hornear.

Los pintamos por arriba con un poco de manteca derretida y los rebozamos por arriba con coco rallado.

Los horneamos, con el horno precalentado a 220ºC, calor arriba y abajo sin aire unos 8-10 minutos. Cuando veamos que están doraditos, los sacamos y dejamos enfriar completamente. Calientes son muy delicados y blanditos.

 Una vez fríos, podemos liarlos en papel de seda o ponerlos en un recipiente hermético. Duran varios días si no os los coméis antes.

¡Qué los disfrutéis mucho!

Lo mismo os apetece hacer
alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de 
YouTube