Toledanas

Toledanas



jueves, 10 de noviembre de 2022

Las Toledanas, son uno de los dulces tradicionales de La Ciudad de las Tres Culturas, Toledo. Es una especie de empanadilla dulce rellena de cabello de ángel y rebozada en azúcar y almendra troceada.

Las podemos encontrar en cualquiera de las muchas confitería que encontramos en la ciudad. Un dulce que podemos degustar en cualquier época del año, aunque es más típico de esta época y de Navidad

En esta ocasión os lo traigo para hacerlas en casa. Aunque, como toda receta tradiciona, tanto la masa cómo la forma de hacerlas cambiará dependiendo del pastelero y de la casa en la que se haga. Os dejo la forma en la que las hago yo.

No es dulce difícil de hacer, quizás un poquito entretenido, pero el resultado final merece la pena y duran bastante tiempo si las guardas en un recipiente hermético. Si no tienes oportunidad de probarlas en Toledo, te recomiendo que las hagas en casa, verás que ricas quedan. También te puede gustar otro dulce típico de Toledo, el ponche toledano de mazapan.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.


 

 Ingredientes para unas 24 toledanas:

     –   160g de manteca de cerdo

     –   120ml de vino blanco

     –   120 ml de aceite de girasol

     –   1 cucharadita de canela molida

     –   60g de azúcar

     –   500g de harina normal

     –   cabello de ángel

     –   almendra en granillo para rebozar

     –   azúcar  para espolvorear 

     –   1 huevo para pintar

Primero ponemos el aceite de girasol al fuego en una cazuela  y se deja hasta que esté tostado, es decir caliéntalo como para freír algo, yo suelo ponerle una piel de naranja, la frío y la retiro.Lo retiramos del fuego y dejamos que enfríe un poco.

Cuando esté casi frío le ponemos el vino blanco, la manteca de cerdo, el azúcar y la canela. Lo llevamos al fuego y removemos hasta que todo esté mezclado y comiencen a hervir.

En ese momento añadimos la harina de golpe y removemos con una espátula, la masa empezará a desprenderse de las paredes del cazo, es el momento de retirarla del fuego y seguir mezclandola hasta que la harina quede bien integrada y sin grumos.

La dejamos enfriar cubierta con film tranparente. Debe estar completamente fría, es una masa muy pegajosa por lo que te aconsejo la dejes en el frigorífico de un día para otro.

Cuando esté completamente fría la ponemos encima de la mesa y la estiramos con el rodillo, podemos espolvorear la mesa con un poco de harina, al principio, estará muy fría, y nos costará trabajo, luego se hace más manejable. La estiramos a 1/2 cm de grosor, más o menos, no debe estar demasiado fina.

Cortamos círculos de unos 9-10 cm de diámetro, o del tamaño que queráis. Ponemos encima una cucharadita de cabello de ángel y cerramos la empanadilla marcando los bordes con los dedos, sin apretar mucho.

Las pintamos por un lado con el huevo batido y luego, por la parte que hemos pintado con el huevo las tiramos sobre las almendras en granillo y presionamos un poco para que se peguen bien las almendras. Las espolvoreamos con un poco de azúcar y las ponemos en la bandeja de horno.

Las horneamos con el horno precalentado a 180ºC, calor arriba y abajo, sin aire, unos 20-25 minutos. Hasta que estén un poco doradas, pero no demasiado.

Las sacamos y dejamos enfriar, calientes serán muy delicadas, al enfriar endureceran y serán mucho más manejables. Y listas para disfrutarlas.

¡Están deliciosas!

Lo mismo os apetece hacer
alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de 
YouTube