Pastelitos rellenos de nata, sin gluten

Pastelitos rellenos de nata, sin gluten



jueves, 20 de octubre de 2022

Te traigo un postre que vas a repetir muchas veces en casa. Por lo fácil que es, por lo bonito que queda y sobre todo por lo bueno que está.

Estos bizochitos rellenos de nata y sin gluten van a ser muy habituales en tu casa, porque una vez que los has probado tienes que repetirlos sí o sí.

Ideal para celebraciones o para el postre del fin de semana. Puedes hacerlos el dia de antes y guardrlos en el frigorífico hasta el momento de consumirlos. 

Yo los he hecho sin gluten, pero tú, puedes ponerle harina normal si no eres intolerante.

¡No te podrás resistir a ellos!

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.


 

 Ingredientes:

     –   4 huevos

     –   50g de azúcar para las yemas

     –   4g de levadura

     –   100g de harina floja, o maizena, si eres celíaco

     –   50g de azúcar para las claras

     –   Nata montada para rellenar o crema pastelera

     –   azúcar glas y canela para espolvorear

Separamos las claras de las yemas de los huevos. 

Batimos las yemas con 50g de azúcar hasta que blanqueen y doblen su volumen. Añadimos 4 g de levadura química y 100g de harina normal o maizena si eres intolerante al gluten, mezclamos y reservamos.

Montamos las claras con una pizca de sal y 50g de azúcar hasta que monten bien, se las añadimos a las yemas, mezclamos con movimientos envolventes.

Poemos una cucharda o dos de masa en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear para cada tortita , la extendemos un poquito, que sean todas iguales.

Los horneamos con el horno precalentado a 180ºC unos 5 minutos, calor arriba y abajo, sin aire.

Los sacamos y aun calientes, los espolvoreamos con azúcar glas por encima.

Los colocamos con el azúcar glas hacia abajo encima de un film transparente,doblamos hacia dentro como véis en las imágenes para que cojan forma y las colocamos en un recipiente, unos al lado de otros para mantener la forma. Los cubrimos con film transparente para evitar que endurezcan hasta que enfríen completamente.

Una vez fríos los desenvolvemos y rellenamos con nata montada o crema pastelera.

Los espolvoreamos con azúcar glas y con canela molida y los metemos en el frigorífico hasta el momento de consumirlos.

Los servimos fresquitos.

¡Te los recomiendo, están buenísimos!