Pechugas de pollo al horno, con calabacín, queso y albahaca

Pechugas de pollo al horno, con calabacín, queso y albahaca



martes, 11 de octubre de 2022

Hoy vamos a hacer unas ricas y sanas pechugas de pollo al horno con calabacín y queso en salsa de albahaca. Una combinación de sabores delicioso.

Son super sencillas de preparar y luego el horno lo hace todo. Si conocéis las patatas hasselback, veréis que se preparan casi igual, los cortes son similares y el relleno no puede ser más rico.

La salsa que las acompaña, de albahaca y almendra es tan buena que podéis ponerla también en platos de pasta , pescados o verduras.

Esta receta es ligera y muy sana, con ingredientes de buena calidad con pocas calorías y acompañadas de un delicioso aceite de oliva virgen que puedes conseguir en Aove Directo, una tienda online donde podrás adquirirlo con calidad y comodidad.

Si os gustan esta pechugas os recomiendo que veais también las pechugas rellenas de tomate y queso y las pechugas a la italiana. Son deliciosas.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.


 

 Ingredientes:

     –   4 pechugas de pollo enteras

     –   1 calabacín mediano

     –   queso en lonchas o queso de cabra

     –   sal al gusto

     –   pimienta molida al gusto

Para la salsa:

     –   12 hojas de albahaca fresca

     –   12 almendras crudas

     –   zumo de 1 limón

     –   sal al gusto

     –   aceite de oliva virgen

Partimos los calabacines en rodajas no muy finas.

Cortamos el queso en lonchas finas si es un rulo de cabra. Si son lonchas de queso no es necesario.

Hacemos unos cortes a las pechugas sin llegar hasta el final, como véis en las fotos. En cada uno de los cortes ponemos una rodaja de calabacín y otra de queso. 

Salpimentamos las pechugas por encima y las ponemos en la bandeja de horno con un chorrito de aceite. Las reservamos.

Hacemos la salsa de albahaca: En la picadora ponemos las hojas de albahaca, las almendras, sal al gusto, el zumo de limón y un chorrito de aceite de oliva. Lo picamos bien hasta que tenga la textura que nos guste, a mi me gusta que queden trocitos de almendra.

Les ponemos una poquita salsa encima a las pechugas y regamos con un chorrito de aceite de oliva virgen. 

Las horneamos con el horno precalentado a 180ºC, con calor arriba y abajo, sin horno unos 30 minutos.

Las sacamos y servimos calentitas acompañadas de una ensalada o verdura al vapor.

 ¡Quedan muy jugosas!