Tronco de merengue y crema de limón

Tronco de merengue y crema de limón



jueves, 23 de diciembre de 2021

Os traigo un postre con mucho sabor, especialmente para los amantes del limón. Un tronco de merengue relleno de crema de limón que es una delicia.

Es super fácil de preparar y con un resultado magnífico. Será el postre perfecto para terminar la comida de Navidad. Es ligero, refrescante y nos dejará un delicioso sabor en la boca.

Es un autentico placer degustarlo, os lo aseguro. 

Espero que lo disfrutéis y tengáis unas estupendas fiestas navideñas. 

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

Ingredientes:

Para la base de merengue:

     –   4 claras de huevo M

     –   150g de azúcar

     –   una pizca de sal


     –   50g de almendra molida

     –   ralladura de 1 limón

  Para el relleno:

     –   200ml de nata para montar

     –   2 cucharadas soperas colmadas de azúcar glas

     –   almendra laminada para adornar

Hacemos la crema de limón como dice la receta aquí y lo dejamos enfriar.

Hacemos la base de merengue:

Montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal, cuando empiecen a espesar, les vamos echando el azúcar poco a poco mientras batimos, hasta formar un merengue espeso y brillante, que haga picos.

Añadimos entonces la almendra molida y la ralladura de limón, lo mezclamos con movimientos envolventes y con cuidado.

Lo extendemos sobre la bandeja de horno cubierta con papel de hornear. Lo extendemos uniformemente y lo espolvoreamos con abundante almendra laminada por encima.

Lo horneamos con el horno precalentado a 180ºC, calor arriba y abajo, sin aire durante 20-25 minutos más o menos.

Lo retiramos del fuego y dejamos enfriar unos 10 minutos. Lo desmoldamos con cuidado volteándolo sobre otro papel de hornear. Es decir, la superficie con las almendras debe quedar en contacto con el papel. Retiramos el papel de horno donde lo hemos horneado y lo dejamos enfriar completamente.

Mientras se enfría, montamos la nata con el azúcar glas hasta que esté bien espesa.

Formamos el brazo:

Repartimos la crema de limón por toda la superficie. Colocamos encima una buena capa de nata montada, cuidando que no se mezclen.

Enrollamos con cuidado ayudándonos del papel. Es normal que el merengue se agriete un poquito, pero siempre lo menos posible.

Lo colocamos en la bandeja y lo espolvoreamos con azúcar glas por encima. 

Lo podemos conservar 2-3 días en el frigorífico sin problemas.

Lo servimos en rodajas y está riquísimo.

¡Qué lo disfrutéis mucho!

Lo mismo os apetece hacer
alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de 
YouTube