Cinnamon rolls de canela. Los clásicos.

Cinnamon rolls de canela. Los clásicos.



lunes, 20 de diciembre de 2021

Los cinnamon rolls o rollos de canela, son un tipo de pan dulce y enrollado. Un dulce típico de la repostería de Estados Unidos y del norte de Europa.

Es un rollo con masa de brioche rellenos de canela mezclada con azúcar, cortada en porciones y horneada y glaseada con azúcar y crema de queso.

Como todo dulce tradicional tiene sus variantes y hay numerosas versiones al menos en el relleno, aunque la masa suele hacerse siempre igual.  Yo los hice rellenos de Nocilla y están deliciosos también. Hoy os dejo los clásicos, los cinnamon roll rellenos de canela.

Éste es el desafío en la cocina de este mes, propuesto por Toñi, del blog Qué se cuece en mi cocina, unos cinnamon rolls rellenos de lo que más nos guste. A mi me gustan todos.

Aquí os dejo los míos, y si queréis ver el resto, pinchad aquí.

 
 

 Ingredientes:

Para la masa (8 rollitos):

     –   225g de harina de fuerza

     –   1 sobre de levadura seca de panadero (5,5g) o 15 gramos de levadura fresca de panadero

     –   85 ml de leche templada

     –   1 huevo mediano

     –   25g de mantequilla a temperatura ambiente

     –   25 g de azúcar blanco

     –   una pizca de sal

     –   1 cucharadita de esencia de vainilla

Para el relleno:

     –   50g de mantequilla en pomada

     –   50g de azúcar moreno

     –   1 cucharaditas de canela

     –   una pizca de nuez moscada

     –   1 poquito de leche para pintar los rollos

Para el glaseado:

     –   50g de azúcar glas

     –   50g de queso para untar

     –   15 ml de agua caliente aproximadamente

Hacemos la masa:

En un bol mezclamos la leche templada, añadimos la levadura y el azúcar y diluimos bien, la dejamos reposar 10 minutos. 

En el bol de la amasadora ponemos la harina y la pizca de sal, mezclamos un poco y añadimos el huevo, añadimos también  la levadura diluida en la leche y la esencia de vainilla. Mezclamos durante 5 minutos.

Añadimos la mantequilla en cubitos, uno a uno y seguimos amasando hasta que se integre toda, amasamos durante 7- 8 minutos más o menos.

La tapamos con un film transparente y dejamos levar en un sitio cálido hasta que doble su volumen.

Formamos los cinnamon:

Sacamos la masa, la desgasificamos un poquito y la estiramos con el rodillo en forma rectangular.

La pintamos con abundante mantequilla en pomada y espolvoreamos con abundante azúcar moreno y  canela molida abundantemente y una pizca de nuez moscada, la presionamos un poquito para que no se despegue mucho. 

Vamos enrollando desde el lado más ancho de la masa. Cortamos los rollitos del grosor que más nos gusten, yo suelo dividirlo en 8  rollitos. Los podemos cortar con el cuchillo o con un hilo de cocina como veis en el vídeo, y quedan mejor. Los colocamos en una fuente de horno . 

Los tapamos y los dejamos levar en un sitio cálido hasta que doblen su volumen. Una vez han levado los pintamos por arriba con un poquito de leche.

Los horneamos con el horno precalentado a 180ºC, calor arriba y abajo sin aire unos 15-20 minutos, hasta que los veamos dorados por arriba. Los sacamos y dejamos enfriar

Hacemos el glaseado:

En un bol ponemos el queso crema, el azúcar glas y el agua caliente poco a poco. Le vamos añadiendo cucharaditas hasta que forme una glasa espesa.

Mezclamos bien y bañamos nuestros rollitos por encima con el glaseado. 

Dejamos que seque un poquito y listos para disfrutarlos.

¡Quedan buenísimos!

Lo mismo os apetece hacer
alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de 
YouTube